lunes, 6 de febrero de 2006

El es el culpable


¿Hay algún mes más dado al ocio que febrero? Creo que no, y en consecuencia me parece que durante estos días sólo me dedicaré a citar artículos y reportajes de otros medios de comunicación. De todos modos, probablemenente me haga el tiempo de escribir sobre el gabinete bacheleteano y un reportaje vivencial de mi último- y muy breve- trabajo en horario de guardia de seguridad. Material hay de sobra.
Volviendo a las citas, el hombre de la foto es el culpable de que la embajada chilena en Siria ardiera. Es el periodista danés que publicó la controvertida caricatura de mahoma. Crónica del diario El Mundo le hace un reportaje.
Flemming Rose, 47 años, fotografiado en la redacción del periódico "Jyllands-Posten", en Copenhague. enemigo de la inmigración masiva, se declara proestadounidense. / JYLLANDS-POSTEN
Fuente: Diario El Mundo de España.
El Cruzado Danés

«Veo en los islamistas algo que veía en los bolcheviques: fanatismo, dogmatismo y disposición a usar la violencia contra quienes no comparten su opinión». Así es el periodista que publicó las caricaturas de Mahoma. No se arredra en una cruzada por la libertad en la que peligra su vida.
Ni el recuerdo de los años que Salman Rushdie debió permanecer oculto, condenado a muerte por la teocracia iraní, ni el del brutal asesinato del cineasta holandés Theo van Gogh, tiroteado y acuchillado por un fanático, han quebrado la voluntad de Flemming Rose. El redactor jefe del suplemento de Cultura de Jyllands-Posten, el diario danés que publicó las polémicas caricaturas de Mahoma, sigue empecinado en su cruzada por la libertad de expresión y contra la autocensura: «Dinamarca debe defender los principios sobre los que se fundamenta nuestro modo de vida»

Una cruzada individual. Porque hasta que en estos días ha empezado a recibir el apoyo de otros medios europeos, este curtido periodista, licenciado en ruso y literatura, ex empleado de una organización danesa de ayuda a refugiados, antiguo corresponsal en Washington y Moscú, ha estado sometido a un desgaste inhumano, defendiendo casi en solitario, al menos en público, la decisión de publicar las viñetas de la ira. Doce ilustraciones, en la que se retrata, por ejemplo, a Mahoma con una bomba por turbante, que han hecho que el mundo islámico prácticamente en pleno se levante. El Islam prohíbe cualquier representación, incluso favorable, del profeta.«Un crimen», ha dicho Abdalá II de Jordania. «Decapitad a aquellos que insulten al profeta», se leía en las pancartas más radicales de las multitudinarias manifestaciones que los musulmanes han celebrado en todo el planeta.

3 comentarios:

VINCULOS dijo...

Mi opinióm la encuentras en mi blog ... en http://discusionparatodos.blogspot.com/

VINCULOS dijo...

Creo que mi opinión está muy bien expuesta en mi blog: http://discusionparatodos.blogspot.com/

VINCULOS dijo...

escribe algo ...