viernes, 14 de julio de 2006

Como el salmón


Si hay algo que Bachelet difícilmente podrá olvidar son los temporales. En junio de 2002 durante una inundación en Santiago la en ese entonces Ministra de Defensa salió a recorrer la anegada capital en un carro Mowag del ejército. Ahí se inició el fenómeno de la doctora en las encuestas.

Ahora, cuando bajó su popularidad, volvió a la inundación como un salmón que remonta el río para volver a su lugar de nacimiento electoral, pero esta vez no le fue bien y sufrió un bochorno. Otro error de su "entrepiso".

Bueno, algo había que hacer para establecer una suerte de nueva partida. Cuando todas las encuestas decían que era necesario un cambio de gabinete, la Presidenta se negó. Casi infantilmente dijo que ella no hacía lo que le pedían las encuestas. Curioso, cuando su "liderazgo" se sustentó en los sondeos de opinión.

Se cambió a todos los ministros cuestionados. Luego de una semana marcada por encuestas que afirman una merma en popularidad y el bochorno ocurrido en la Región del Bío Bío, la atención sale de la figura de Bachelet y se centran en la movida del nuevo gabinete. Una astuta forma de bajarse del "columpio".

No hay comentarios.: