martes, 31 de octubre de 2006

Muerte lenta

Los temas medio ambientales venden poco. Siempre van al final de las noticias o se le dan humildes centímetros en los diarios. La razón puede ser su poco impacto inmediato: es difícil hablar de calentamiento global cuando la temperatura sube uno o dos grados, algo casi imperceptible para las personas que viven o trabajan en un ambiente controlado.

El calentamiento global es un tema manoseado. Todos conocen el concepto, pero pocos saben en que consiste. Pincha la infografía que está abajo y algo más claro te quedará.



El tema se va a poner de moda. Viene el estreno del documental "An Inconvenient Truth" donde el ex Vice Presidente estadounidense Al Gore nos advierte- en tono apocalíptico- de las consecuencias de este fenómenos que cada vez se torna más irreversible.

En resumen, este señala que todo el cambio climático podría reducir el crecimiento económico en un 20%, una merma similar a la generada a partir del crack bursátil de 1929. Según el documento, todo esto se podría evitar tomando medidas ahora, las cuales sólo costarían el 1% del PIB mundial.

Lo novedoso es que Sir Nicholas Stern es economista, y de los buenos. Es por eso que el cambio de perspectiva desde lo estrictamente ambiental al ámbito de la economía tal vez facilite la aplicación de medidas urgentemente, costo-beneficio en estado puro.

Stern presentó su informe escudado por Tony Blair, lo implica un respaldo del gobierno británico, ahora lo que falta es que EE.UU. se haga parte de esta problemática y se comprometa a cambiar sus parámetros de emisión medioambiental, algo particularmente difícil cuando se ha negado persistentemente a firmar el Protocolo de Kioto.

No hay comentarios.: