lunes, 6 de noviembre de 2006

Visite Pakistán


Reportaje de Jesús Rodríguez publicado por el suplemento El País Semanal

Dicen que es el país más peligroso del mundo. Un territorio en el que confluyen pobreza, terrorismo y armas nucleares. Un viaje a las provincias más aisladas de Pakistán, donde aún la tribu es la ley; a las regiones castigadas por el terremoto de hace un año y a las madrasas donde se fabrica a los ‘yihadistas’.

El terremoto duró 47 segundos. “Era como el aullido de un animal moribundo”, recuerda un testigo que escapó con vida. En Jabbar Gali, una aldea remota a cuatro horas en todoterreno de Islamabad, la mezquita fue uno de los primeros edificios en desplomarse. Hoy, un año después de la tragedia, el eco de la llamada a la oración aún retumba en el valle del Sirán. Los varones del pueblo, ataviados como hace siglos con gruesas túnicas de paño ocre y pobladas barbas teñidas con henna, realizan sus abluciones rituales en un torrente que desciende desde las cumbres. Luego trepan a las rocas elevadas sobre la exuberante naturaleza y se postran en dirección a La Meca. Sólo rompe el silencio el rugido del río. Es un momento de intensa espiritualidad. “Los desiertos crean profetas y las montañas santos”, describe el anónimo profesor paquistaní que nos acompaña. No hay ni una mujer a la vista. En este país son invisibles.

Lee el artículo completo aquí.

2 comentarios:

Roberto Cox dijo...

Uyy... Don Interiorbruto.. veo que volvió a sus reportajes... con leads eternos...
(Uyy.. me acordé de alguien..)

Muy interesante en todo caso, pero espero más que un simple copy-paste....

SALUDOS!!!

Interiorbruto dijo...

Ok, gracias por la sugerencia. La tomaré en cuenta.