sábado, 8 de agosto de 2009

Por qué voy a votar nulo

Creo que esta será la última elección política con el correlato de fuerzas al que ya nos hemos acostrumbrado.

Desde hace unos años cada acto eleccionario es la constatación de altos niveles de abstención, indeferencia y apatía. Poco a poco el padrón electoral ha ido envejeciendo y los jóvenes son reacios a inscribirse bajo el arcaico sistema del actual registro electoral.

La gracia de la democracia es representar a partir de la participación, pero si cada elección nos demuestra que autoridades son electas por una pequeña fracción de quienes podrían hacerlo, el sistema va camino de perder su legitimidad, y eso no puede ocurrir.

Para los políticos actuales la participación no es tan importante. El actual padrón electoral ha cambiado tan poco, que ya está completamente estudiado... si hasta el mismo sistema separa a los votantes por sexos, que mejor para un estadístico. Así nuestra clase política prepara candidatos para electores ya estudiados a cabalidad, si incluso hay gente que se denomina "ingenieros electorales" y cualquier ingeniería construye sobre las certezas.

Eso, junto al binominal (que da para otro post) hacen que el voto individual pierda valor real.

Ese panorama podría ser diferente... No por el binominal (insustituible en términos que asegura sobrerepresentación a la Alianza) pero sí si se cambia el sistema de votación que nos rige.

Con voto voluntario e inscripción automática, la pelea estaría entre MEO y Piñera, con voto voluntario e inscripción automática repartir legítimamente un píldora que toda la comunidad científica sabe que no es abortiva ni siquiera sería tema. Con voto voluntario e inscripción automática nuestras libertades indivuduales serían mejor custodiadas; con voto voluntario e inscripción automática los políticos estaría obligados a respetar a su electorado. Tendrían que ganárselo elección a elección para que votaran por ellos, motivarlos con propuestas relevantes para el futuro, no como ahora.

Si les quedean dudas vean el análisis de Don Bío Bío.

Pero los cálculos políticos indicaron que para esta elección no era buena idea. Significaba un derrota casi segura de la Concertación y esta debe seguir en el gobierno... tiene que alimentar a una cáfila parasitaria de funcionarios.

Por eso es que decidí anular todos mis votos hasta que cambien el sistema. Elijo no elegir. Y ya lo estoy practicando.


No hay comentarios.: