sábado, 21 de enero de 2012

Fin del receso

Luego de tener este blog abandonado por un par de años, anuncio mi regreso. No estuve preso, ni perdido en medio de la selva... sólo dejé mi país para probar suerte en Rusia...y sí, en invierno hace frío, se toma mucho Vodka y las mujeres son hermosas. Por lo pronto, aquí les dejo algunas observaciones sobre el frío y capacidad del ser humano para adaptarse a él. Todo, por supuesto, en primera persona.



El tiempo y la temperatura son un tema importante acá. Recién ahora valoro las bondades del clima mediterráneo al que a veces extraño. Afuera ya hay nieve y solo se derretirá en un par de meses, cuando llegue la primavera.

Vivir en el frío tampoco es tan terrible como suena: todo, y cuando digo todo es porque TODO está acondicionado para las gélidas temperaturas invernales, simplemente es una necesidad vital. Lo que es inevitable son las caídas a causa del hielo...mínimo una por año, o lo que es peor que te caiga una de los puntudos y filosos trozos de hielo se desprenden de las cornisas. De hecho algunos de estos pedazos te pueden matar, tal como al cura de "La profecía".

Eso por ahora.

Nota: “Chen“ designa a cualquier persona de rasgos asiáticos.


No hay comentarios.: